Teatro do Noroeste
<- Volver

HISTORIAL

  • TÍTULO: TAGEN ATA
  • AUTOR: Xosé Luís Méndez Ferrín
  • Estrenada en el Salón de Actos del I.B. Xelmírez I de Santiago de Compostela, el día 27 de noviembre de 1990.
  • ESTRENO: 1990
  • REPARTO:
    Imma António (1.- Actriz) · Miguel Pernas (2.- Actor) · Xoaquín Lens (3.- Voz en off) · Mabel Rivera (4.- Voz en off) · Manuel Guede (5.- Versión) · Iago Seara (6.- Escenografía) · Fernando Alonso (7.- Selección musical) · Rosa Míguez (8.- Axudante de dirección) · Eduardo Alonso (9.- Versión, iluminación, dirección)
  • RESUMEN:
    Espectáculo coproducido entre Teatro Caritel e Teatro do Noroeste. Retorno a Tagen Ata, representa no sólo la materia original que definirá el corpus literario de Xosé Luis Méndez Ferrín, referencia emblemática en la que toda nuestra generación supo que había en la Literatura Gallega un camino posible para que ficción y realidad comparecieran orgánicas en el filo de las palabras; Retorno a Tagen Ata, refleja también el ideario, la emoción programática, la decisión de optar, de ser parciales, de tomar partido por la causa nacional y anegarnos en la fragilidad de una patria fragmentada, encogida en aristas de crisis que, despacio y como en ciclos periódicos, se revuelve contra nosotros para dejarnos heridos, para volver a comenzar la construcción de tanto. Retornar la Tagen Hasta, veinte años después de que Méndez Ferrín la dejara escrita, para retratarla ahora en espejos teatrales y cinematográficos, significa la recuperación de aquellos ojos estremecidos por el asombro y la cólera, con la dureza del origen, y meditar teatral, poéticamente, en todo el periplo transcurrido hasta aquí, el itinerario que nuestro paso hizo, pero también en la de sus silencios. Sobre todo en la de sus silencios. Sólo reflexionando sobre los grandes silencios que el nacionalismo gallego fue tejiendo alrededor de sí, seremos capaces de orientar con lucidez y coraje su futuro. Es difícil ponerse en proceso de montaje de Retorno a Tagen Ata, sin percibir, sin enterarse de que tan importante como darle forma a las palabras, como otorgarle a éstas ámbitos de luz y espacios; tan importante o más, es procurar una definición para el silencio, una dramaturgia para la elipse. La búsqueda de ROTBAF LUDEN, la protagonista que aprendió a odiar a Terra Ancha en un exilio en el que Tagen Ata apenas es una referencia mítica, la indagación que esa mujer realiza alrededor de su ideal es una singladura vital e iniciática concretada en ULM ROAN, y es cuando se enfrenta a él, símbolo de amor, complejo, odio, cosas de corazón nublado, cuando todo se transforma, cuando todo lo soñado se revuelve en significaciones paradigmáticas simbologías del devenir de un pueblo que se interroga a sí incluso sobre tanto futuro que no llega y por algo esas sombras... Y cuando parcialmente lo encuentra, también en trozos de sí incluso como banderas deshilachadas, casi nunca estos se corresponden con ideales originarios. Aquello que había sido trazado con lo mejor de nosotros mismos. Como en todas las crónicas de la traición, la crisis, el amor, la decepción el odio, cosas de corazón nublado, todo esto entonces se hace inevitable. Pero, el curso de la vida continúa y siempre queda en algún lugar de nosotros un paisaje en ruinas, un nuevo paisaje para retornar, para volverlo a levantar de significados nuevos. Porque en ruinas o no, ese es nuestro paisaje, el lugar al que el corazón siempre retorna, el lugar por el cual uno decide esperar mientras una voz neutral y sin matices nos advierte que ya el avión partió y que sólo nos queda un gesto. En cualquiera caso, la decisión del gesto es cosa de cada quien. Y como en el planteamiento de Méndez Ferrín también nosotros decidimos aquí proponerle al espectador su propia conclusión, la libertad de optar por su gesto. Hacia el final de la partida ULM ROAN dice: “Aun no nació nadie que pueda matar la ULM ROAN”. Será cosa de cada uno de los espectadores avisados, que seguro leerán entrelineas cada frase, ponerle solución a este dilema. Por lo que a nosotros respecta sólo nos parecía posible enfocar Tagen Ata, como lo que en realidad es: una dolorida mezcla de realidad y sueño, de verdad e invención, de evidencia y simulacro... Y en esta propuesta de espectáculo, una mezcla de teatro y de cine.

VIDEO

FICHEROS

DOSSIER:

PROGRAMA:

NECESIDADES TÉCNICAS:

PLANO DE ILUMINACIÓN:

FOTOS

ACTUACIONES

27-11-1990 Salón de Actos do I.B. Xelmírez I Santiago de Compostela